5 cosas que debes hacer para visitar Florencia como un fiorentino

Cuando llegas por primera vez a una ciudad como Florencia, sin darte cuenta, se presentan ante ti dos modos diferentes de establecer una relación con esta ciudad. ¿Cuál será tu modo de visitar Florencia?

Por un lado, tenemos la opción de elegir esa Florencia donde solo se escucha el sonido de las cámaras fotográficas, donde las nubes de turistas que se agolpan junto al Duomo, desfilan hacia las infinitas colas que portan a admirar el David de Michelangelo. Esa Florencia donde comerás un trozo de pizza en el primer puesto donde ofrezcan algo "típicamente italiano" o esa Florencia, donde seguramente escucharas más conversaciones en ingles, alemán o español que en italiano.

visitar florencia

Yo me pregunto, ¿por qué conformarse con ser uno de los que educadamente se aprietan y esperan su turno para hacerse una foto en el Ponte Vecchio? Si eliges hacer esto, seguramente, abandonarás la ciudad pensando en lo caro que era todo, lo llena de turistas que estaba, y en que, además, la gente no era tan amable como te habían dicho.

Pero, como en casi todo en la vida, existe otra opción. Existe una Florencia alternativa en la que además de poder admirar una riqueza cultural e histórica única, es posible descubrir una Florencia cercana y auténtica.

No estoy hablando de ese producto empaquetado y vendido para el turista, sino esa Florencia que sirve de inspiración a tantos artistas, esa Florencia que te da la oportunidad de observar unas de las mejores puestas de sol que existen en el mundo, y en la que, si no te importa perderte caminando por sus callejuelas, te permite degustar algunos de los mejores platos y productos de la cocina toscana e italiana y a un precio mucho más que rentable.

Tras 5 meses viviendo en la ciudad sigo disfrutando al perderme por alguna calle que no conozco, o simplemente cuando intento relajarme en algún rincón libre de turistas.

En este video, grabado la semana pasada, os quiero enseñar 5 cosas que suelo hacer y me hacen sentir más "fiorentino" y menos turista.

Piazzale Michelangelo sí, pero al amanecer

Es cierto que toca levantarse pronto, pero merece la pena a fin de contemplar, en la intimidad, una de las panorámicas más espectaculares de la ciudad mientras las primeras luces del día llegan. Os animo a descender andando por el Giardino delle Rose, donde disfrutaremos de la gran cúpula del Duomo desde otra perspectiva completamente diferente.

Paseo por el río Arno desde San Niccolò hasta Palazzo Pitti

No se por que a los turistas parece que les da miedo cruzar el río. Si no es vuestro caso, os recomiendo iniciar un tranquilo paseo desde el barrio de San Niccolò hasta el Palazzo Pitti. Obligatorio: visitar la galería de Abraham Clet, cuyas obras podréis ver en muchas de las señales de tráfico de toda la ciudad. 

fontana_pitti

Perderse por el centro a propósito

Al visitar Florencia, en lugar de iniciar una procesión para hacerse la foto de turno en cada uno de los monumentos del centro, yo intentaría evitar las calles principales llenas de turistas, y en su lugar, optar por las callejuelas que conforman el centro histórico de la ciudad. Os sorprenderíais con la cantidad de negocios interesantes que aparecen. Podéis aprovechar para comer un "panino" de embutido toscano en cualquiera de las paninotecas de Via dei Neri. Ademas, si vuestra visita coincide con el ultimo domingo de mes, no os perdáis el mercado vintage que se celebra en Sant'Ambrogio 

Tramonto desde el Ponte Santa Trinità

Uno de mis sitios favoritos en toda la ciudad. El ponte Santa Trinità. No es difícil encontrar a jóvenes músicos tocando piezas clásicas. Es muy divertido ver la cantidad de personas que se detiene en el puente, al verse sorprendidas por una de las puestas de sol más envolventes de Europa. 

Cenar en Oltrarno

Disfrutar una completa cena en cualquiera de los restaurantes que se encuentran en Piazza Santo Spirito. Esta plaza te ofrece la oportunidad de probar algo tan típicamente italiano como "el aperitivo", y a un precio más que razonable. El aperitivo es un pequeño buffet, donde previo pago de una consumición (cerveza, copa de vino, cocktails) podrás degustar una amplia variedad de platos de pasta, ensaladas, carne, pizzas, etc.  En el caso de ser más clásico, igualmente podrás probar cualquiera de los económicos menús que ofrecen una grandísima variedad de platos de la cocina italiana tanto en la propia piazza, como en los alrededores.

Credits foto: Candido33

Partecipa alla discussione